Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.  

Youtube Flickr Twitter Facebook
  • Categorías

  • Archivos

  • Nube de tags



    Los personajes de ’40 El musical’

    Escrito por el 23/11/2010.

    Para ir familiaritzándote con los personajes del musical revelación de la próxima temporada en Barcelona…

    Los personajes de 40 ELMUSICAL son:

    CHEMA: Formal, tímido, apocado. Licenciado en Derecho. Becario en un bufete de abogados. Trabaja doce horas diarias por un sueldo mísero. Le cuesta tomar las riendas de su vida. Vive adormilado, dejándose llevar por una rutina diaria que no le gusta, pero de la que es incapaz de salir, incapaz de reaccionar ante sus propios impulsos y enfrentarse a sus verdaderos y ocultos deseos. Y encima tiene un trabajo extra aún peor pagado y más exigente: su novia Laura.

    LAURA: Está opositando a funcionaria de prisiones. Tiene cierta querencia a mantener a la gente a raya, especialmente a su novio, Chema. Llevan juntos desde los quince años. Ninguno de los dos ha tenido otra relación. Ocho años juntos y Chema siempre ha vivido sometido a ella, secuestrado emocionalmente. Y encima es de las de “Amo a Laura”. Vamos, de las de virgen hasta el matrimonio.

    DAVID: Es neurótico, obsesivo-compulsivo, hipocondríaco y pulcro hasta rayar lo psicótico. No come en restaurantes. Necesita comer con sus propios cubiertos y vasos, lavados por él mismo. Ahí fuera, en la calle, todo y todos suponen una amenaza para él. Además es metrosexual, se pasa dos horas y media al día en el baño arreglándose, se depila, se echa todo tipo de cremas, y siempre está al tanto de todas las nuevas tendencias de moda y arte. Vamos, una joya que trae un poco loca a su hermana y compañera de piso, Alex.

    ALEX: (De Alessandra) Todo lo contrario que su hermano David. Heavy-grunge, “fumá”, bohemia y despreocupada. Se esconde detrás de una apariencia desaliñada y descuidada que evita apreciar su enorme belleza. Incapaz de comprometerse en el amor. No le duran los novios más de una semana. Chica con talento para la música, pero al igual que su hermano, está exenta de motivaciones. Nunca se lo ha currado realmente al no sentir la necesidad de hacerse cargo de su vida. En parte por tener un padre millonario y tener la vida resuelta en el terreno económico.

    ARTURO: 60 años. Padre de Alex y David. Empresario crápula, oportunista, hijo de la cultura del pelotazo. Nuevo rico de origen humilde que consiguió amasar una pequeña fortuna que ahora se dedica a dilapidar, llevando un tren de vida desorbitado. Tras haber estado misteriosamente desaparecido varios años regresa a la vida de sus hijos con la intención de quedarse a vivir con ellos, de recuperar el tiempo perdido y tratar de encauzar sus vidas, es decir amargarles su existencia. Cosa que inevitablemente deparará caos y conflicto a la “armonía” familiar.

    JOAQUÍN: Reflexivo, inteligente, conciliador, expansivo pero tranquilo. Recién salido de la Facultad de Ciencias de la Información. Vive por y para la radio. Desde su propia habitación conduce un programa de radio que emite a través de internet (un “radioblog” o podcast personal), centrado en destripar las alegrías y miserias de su entorno más cercano, es decir, sus amigos.

    MATEO: Hermano de Joaquín. Es guapo, juerguista, gamberro, aventurero, culo inquieto, deportista, campeón nacional de esgrima en modalidad de florete. Un embaucador experto en no asumir responsabilidades. A pesar de ser mayor que Joaquín, se muestra mucho más inmaduro y caprichoso que él. Joaquín es el que lleva el peso de la relación, el que se ocupa de Mateo, el que siempre le ayuda a salir airoso de todos los embolados en los que se mete.

    SARA: Mejor amiga de Joaquín desde el colegio. Entre ellos siempre ha habido una complicidad muy especial. SARA es comprometida, alegre, vital, sensible, inteligente y atractiva. Es profesora en un colegio de primaria dedicado a niños problemáticos. Tiene cierta tendencia  a vivir rodeada de conflicto, pero siempre con el optimismo de creer que un mundo mejor es posible. Tal vez por esta razón sigue empeñada en sacar adelante su relación con Mateo.